.
.

En los últimos días habremos visto como ha saltado la noticia en las redes sociales referente a la iniciativa del consistorio de Valencia que pretende sustituir en su ciudad  determinados semáforos con la silueta de una mujer.

Las reacciones no han tardado en aparecer casi convirtiendo este hecho en trending topic a nivel nacional.

Entre las más destacadas podemos señalar: “¡¡Pero que chorrada!! ¡¡En que semejante tontería se va a gastar el ayuntamiento el dinero!! ¿…y a cuánto asciende el gasto? ! Habrá cosas mas importantes!

Ajeno a toda ideología política me gustaría hacer mi particular reflexión, que como siempre, es a contracorriente.

¿Alguien se ha parado a reflexionar en que consiste el Androcentrismo y que consecuencias ha tenido y sigue teniendo en la mujer? Los daños que este ocasiona en las mujeres es infinitamente superior a la cuantía de esos semáforos.

La Evolución del hombre (como si la mujer estuviera trepando por las ramas como los monos), el uso del lenguaje sexista hablándolo todo en masculino, los semáforos, los animales, científicos, … todo se habla en masculino y por consiguiente, creamos una imagen en nuestro cerebro donde lo que no se nombra, es como si no existiera. !Que importante es para la sociedad el visibilizar!

Para esto hay una explicación bien fácil. Cuando algo no entre en nuestro pensamiento, a pesar de la insistencia de muchos y de muchas, démosle la vuelta a la historia. Imaginémonos una calle donde todos los semáforos sean mujeres, donde en el colegio estudiemos la evolución de la mujer, donde en biología estudiemos la vida de las leonas y de las elefantas y donde todo lo hablemos en femenino ¿Lo veríais justo? ¿Qué consecuencias acarrearía para los niños?

¡Que la igualdad no es cuestión de antojo! Si reivindicamos algo es porque previamente está fundamentado. No es que dispongamos de más tiempo libre que el resto y estemos aburridos/as. Solo que cuando se hacen las cosas por imposición del patriarcado, por rutina o por tradición; estamos “mamando” ese mensaje discriminatorio sin darnos cuenta. Automáticamente el sistema patriarcal cuando se percata de que mujeres ocupan espacios públicos, salta la alarma y su respuesta inmediatamente no es otra que la de ridiculizar.

Quizás un macho alfa no esté de acuerdo a que alguna mujer les diga cuando tienen o no tienen que pasar… ¡Que cosa!

.
.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*